Historia del mueble antiguo

Historia

La cultura china se ha caracterizado siempre por su exquisito gusto y mimo del detalle desde tiempos milenarios. La elaboración de muebles no podía ser una excepción en esta cultura, siendo cada mueble original chino una auténtica joya por su diseño y decoración.

Los muebles chinos, tal como los conocemos en nuestros tiempos tienen su origen en la dinastía Ming (año 1350-1650). De esta época son la mayor parte de los diseños que se han mantenido hasta nuestros días.

Los muebles antiguos que se importan actualmente son muebles que tienen una antigüedad inferior a 150 años y por lo tanto se trata de muebles pertenecientes a la dinastía Quing (1650-1911), aunque como se ha dicho anteriormente su diseño datan de mucho tiempo atrás.

El diseño de estas piezas aunque sea centenario, está todavía vigente y es la base de muchos diseños contemporáneos. Existen muebles centenarios con un diseño que sigue siendo actual por su sobriedad y limpieza de líneas y otros que por el contrario están ricamente decorados con dibujos que cuentan distintas historias, desde escenas idílicas en familia o romances a terribles batallas.

Las decoraciones casi siempre mantienen un estilo dependiendo de su región de procedencia y el grado de complejidad de las mismas depende de quién fueran sus propietarios, siendo las piezas utilizadas por los nobles las más decoradas mientras que las utilizadas por la gente humilde eran mucho más sobrias.

Aunque en todas las regiones de China se han elaborado muebles desde hace miles de años, las más emblemáticas por su tradición en muebles son: Shanxi, Gansu, Beijing, Shandong, Mongolia, Hebei, Ningbo y el Tíbet.

Las maderas que se utilizaron en la elaboración de los muebles antiguos chinos dependen fundamentalmente de la región de procedencia de los mismos, siendo las más habituales el Olmo, Álamo, Ciprés, Pino, Castaño e incluso maderas de algunos árboles frutales.

Proceso de restauración

Todos los muebles que Asitrade comercializa han sido restaurados por artesanos. El grado de restauración que se aplica al mueble depende de su estado de conservación.

En muchas ocasiones, a algunos muebles se les deben sustituir ciertas partes que están en mal estado como pueden ser puertas o cajones pero el bastidor siempre es original.

En otras ocasiones, el dibujo de los muebles está en tan mal estado que en muchas piezas se decide realizar un dibujo nuevo o decapar el mueble entero para dejarlo en madera vista si esta es de muy buena calidad.

El grado de conservación, especialmente del dibujo, junto a otros factores como la antigüedad y el tipo de madera son los factores principales que determinan el valor de una pieza.